Leda

Hace unos días me contaron el origen de la expresión ab ovo. Por lo visto, hace referencia al huevo del que nació Helena de Troya, cuya belleza causó la guerra de Troya, cuya destrucción causó que Eneas hiciera un viaje larguísimo que supueso al fin la fundación de Roma.

Entre las innumerables leyendas de la mitología griega, siempre me ha llamado la atención la de Leda, madre de Helena de Troya, de Clitemnestra, de Cástor y Pólux. La buena de Leda, cuenta la leyenda, tuvo sexo con Zeus que se había transmutado en cisne, y a los nueve meses tuvo dos huevos de los que salieron sus cuatro hijos.

Podríamos cuestionar un poco esta leyenda, porque si Leda era tan bella como para que Zeus se prendara de ella ¿qué demonios hacía montándoselo con un cisne? ¿Fue la primera y única vez, o también le daba a los patos, faisanes y ánades que encontraba por la ribera del río Eurotas?

En fin, lo que yo quería era dejaros un soneto. Y aquí está:

Aunque de siempre fui patito feo
en cisne me trocaste al conocerte,
y huyendo del olvido y de la muerte
me cediste estas alas que aquí veo.

Renegando de todo lo que creo
en trono salvador quise ponerte,
mas no pensé en las vueltas de la suerte
ni en que llegase el fin de tu deseo.

Lamento que tu amor alas me diera
mientras el mío a ti no te dio tanto,
buscando desde entonces quien te quiera.

Pero al menos consuela mi quebranto
saber que mi pasión fuese sincera
aunque deba morir con este canto.

Nota: el poema original puede encontrarse en mi poemario “Penúltimo momento”, publicado por Sial.

Fin de semana

El estreno fue muy bien. El teatro completo, los alumnos se portaron bien, los profesores quedaron contentos, yo me comí algo de texto al principio…

Pero eso fue hace ya dos días. Dos días completos. El martes hay nueva función, y luego el jueves, y tengo que seguir elaborando proyectos para final de abril, y otro para principios de mayo…

No te levantes todavía espera
los sábados dijimos son sagrados
así que ven aquí vamos a hablar
de qué vamos a hacer cuál es el plan
podemos ir al cine hacer la compra
ver qué echan en la tele tomar algo
con estos visitar a tu familia
o a mis padres luego tengo que llamarlos
recuérdamelo ¿quieres? qué pereza
me da el pensarlo ¿vamos de museos?
hay una exposición interesante
y después un helado no mejor
nos quedamos aquí toda la tarde
y me das un masaje de los tuyos
perdóname estoy vaga ¿no te importa?
quiero perder el tiempo y no hacer nada
aunque luego me sienta tan culpable
como todos los fines de semana
no sé qué hacer ¿a ti qué te apetece?

Demasiado autobiográfico, sí. Lo siento. Ahora mismo no me imagino otro poema con el que pueda sentirme más identificado.

Cuatro horas

La teoría que tenemos es esta:

Ya sabíamos desde hace muchos años que corren malos tiempos para la literatura, cuyo lenguaje poético se ha difuminado en nuestro día a día, hasta el punto de que sólo podemos toparnos con él apenas en las canciones de la radio y no siempre. Por supuesto que siempre tenemos a nuestra disposición los libros y las bibliotecas y ese inabarcable mundo virtual llamado Internet, pero en un mundo tan mercantilista como el nuestro se hace difícil que exista una demanda si no se ha promocionado previamente una oferta que provoque una necesidad. En otras palabras, hoy sólo consumimos literatura aquellos que la conocíamos previamente (gracias a misteriosos afanes del destino en forma de algún profesor excepcional) y que, además de la esencia comunicativa, creemos en el poder evocador de las palabras. Pero necesitamos ofrecer esa riqueza, compartir la experiencia de la palabra a nuevos públicos, nuevos destinatarios a quienes no puede dejar indiferentes un mundo literario que es afín a su mundo interno sin que lo sepan aún.

Hablamos, por supuesto, de los adolescentes, que están respirando amor.

La LOE (Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación) establece en el artículo 23 que “la Educación Secundaria Obligatoria contribuirá a desarrollar en los alumnos y las alumnas las capacidades que les permitan, entre otros aspectos, fortalecer sus capacidades afectivas en todos los ámbitos de la personalidad y en sus relaciones con los demás, así como apreciar la creación artística y comprender el lenguaje de las distintas manifestaciones artísticas, utilizando diversos medios de expresión y representación”.

En cuanto al Bachillerato, el artículo 32 afirma que “tiene como finalidad proporcionar a los alumnos formación, madurez intelectual y humana, conocimientos y habilidades que les permitan desarrollar funciones sociales e incorporarse a la vida activa con responsabilidad y competencia, destacándose entre sus objetivos consolidar una madurez personal y social que les permita actuar de forma responsable y autónoma y desarrollar su espíritu crítico, así como  afianzar los hábitos de lectura y, por último, desarrollar la sensibilidad artística y literaria, así como el criterio estético, como fuentes de formación y enriquecimiento cultural”.

A nadie se le escapa que la literatura es una vía tan insólita como eficaz para lograr dichos objetivos. Consideramos, en contra de la opinión generalizada, que los adolescentes de hoy no son peores que lo fuimos nosotros. Han cambiado los modos y las modas, pero en el fondo subyace el mismo problema: la necesidad de encontrarse a uno mismo en un mundo que cambia más deprisa de lo que nunca, en el resto de nuestra vida, cambiará. Creemos positivamente que los chavales de hoy (como los de ayer, como los de anteayer) son receptivos al placer estético literario. Sólo precisamos ampliarle su horizonte para hacerle ver que la literatura no es únicamente eso de los cuartetos y los tercetos que necesita memorizar para poder aprobar la asignatura de Lengua y Literatura: en la literatura pueden encontrar respuestas a lo que les preocupa, reflexiones íntimas sobre dichas preocupaciones y modos distintos de explicar aquello para lo que no encuentran palabras.

Ahora faltan cuatro horas para que se alce el telón (metafóricamente hablando, porque la obra comienza a telón abierto) y aquí estoy, repasando textos mentalmente, cuidándome un poquito la voz, bebiendo agua, desayunando fuerte. Recordando las locuras de amor que yo también hice a los quince, y a los dieciséis, y a los diecisiete…Y sólo aspiro a cumplir con la teoría.

Quien no comprende a esa edad algo como:

“porque a la hora que os vi

os di cuanto en mí tenía,

así que no soy en mí

sino en vos, señora mía”

no lo podrá comprender nunca.

Cambio de fecha

Por causas ajenas a nuestra voluntad, el estreno de “Que están respirando amor” no será el jueves 8, sino el viernes 9. Los horarios siguen siendo los mismos.

Y ya que actualizo el blog (o bitácora), os dejo un regalito: uno de los textos del espectáculo. Con ustedes, el señor Garcilaso de la Vega.

Estoy continuo en lágrimas bañado,
rompiendo el aire siempre con sospiros;
y más me duele el no osar deciros
que he llegado por vos a tal estado;

que viéndome do estoy, y lo que he andado
por el camino estrecho de seguiros,
si me quiero tornar para huiros,
desmayo, viendo atrás lo que he dejado;

y si quiero subir a la alta cumbre,
a cada paso espántanme en la vía,
ejemplos tristes de los que han caído.

sobre todo, me falta ya la lumbre
de la esperanza, con que andar solía
por la oscura región de vuestro olvido.

Próximo estreno

El próximo jueves, 8 de abril, será la puesta de largo del nuevo proyecto del Aula de Teatro de la UAH, de la cual tengo el honor de ser el director. Se trata de la Compañía de Teatro Profesional de la UAH. El nombre, que conste, aún es provisional. Se trata de una compañía que pretendemos que tenga cierta estabilidad, creada para la representación de espectáculos didácticos en el Teatro Universitario La Galera de Alcalá de Henares.

El primer proyecto (que, como digo, se estrena este jueves) tiene por título “Que están respirando amor”, y se trata de una historia teatralizada de la literatura española amorosa desde la Edad Media hasta el Siglo XIX. Las representaciones serán los martes, jueves y viernes del mes de abril a las 10.00 y a las 12.00. Durante la semana del 23 de abril (Día de Cervantes) se harán unas representaciones por la tarde para público general, en fechas aún por confirmar.

Entre los autores seleccionados, el Arcipreste de Hita, Fernando de Rojas, Garcilaso de la Vega, Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Tirso de Molina, Leandro Fernández de Moratín, Gustavo Adolfo Bécquer, José Zorrilla y Emilia Pardo Bazán.

Selección de textos, dramaturgia, interpretación y dirección a cargo de Iria Márquez y Ernesto Filardi.

Si algún centro educativo está interesado, puede ponerse en contacto en el 91 883 28 69 o escribiendo a teatro@cenah.es.

Y ahora, con permiso, me voy a ensayar.