Amor en la distancia

Dicen todos que menos da una piedra.
Que no me queje tanto, que ya muchos
darían lo que fuera por estar
siquiera tan despiertos como yo.

Y lo que más me jode de la historia
es que tienen razón, estoy seguro;
pero aún así no consigo conformarme
a una dosis diaria de tu voz,
esa voz que me anuda en el sofá
si el móvil pierde toda cobertura,
para ver si el teléfono (ese trasto
que empiezo a aborrecer por traicionero)
se decide a sonar enloquecido
trayéndome tu risa y mi descanso.

Anuncios

4 pensamientos en “Amor en la distancia

  1. Ay, ay, ¡que bien escribes!. Y que identificada me siento con este poema. Me trae recuerdos de hace años, de otros tiempos. Besos.

  2. Eso mismo pienso yo. Esperando al teléfono traicionero que no habla, a una dosis diaria al menos, de escuchar tu voz, y que pasan los días y mas días y no suena para traerme tu risa, y poder dormir con una sonrisa en los labios. Un abrazo. Tu Madre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s