Mis ojos

Hay un buey manso y moribundo que mira por mis ojos
el destino que le aguarda y no sospecha.
Si me miro al espejo descubro
otro día más, otra sombra más,
mi mirada hueca, distraída
(reflejo de la ruina de mi reino maldito),
mientras él barrunta, sosegado, el aroma de hacha
que flota en el vahído de un matadero diario.

Anuncios

Un pensamiento en “Mis ojos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s