Viva la Pepa

Actor 1 – La Revolución Francesa fue el principio del fin de las monarquías absolutistas europeas. Cada país evolucionará de un modo distinto, sea hacia la República, la Monarquía Democrática u otros sistemas de gobierno. Durante el siglo XIX la sociedad española se verá envuelta en guerras, alzamientos, golpes de estado, revoluciones, dictaduras… porque los españoles no se ponían de acuerdo en cuál era el mejor modo de gobierno.

Actor 2 – Estamos, pues, en 1808. La Guerra de la Independencia, que duró 4 años. El rey oficial es José Bonaparte, que procuró, al principio, llevarse bien con los españoles. No lo consiguió.

Actriz – De todas partes de España llegan a Cádiz miembros de la resistencia contra los franceses y se proclaman a sí mismos herederos de la soberanía del reino. Son las llamadas Cortes de Cádiz.

Liberal – Seamos constructivos. En Francia, para cambiar las cosas, cortaban cabezas. Aquí vamos a hacerlo con una Constitución. De modo ordenado.

Absolutista ¿Cambiar? Aquí no hay nada que cambiar.

Liberal – ¿Pero entonces para qué estamos haciendo una guerra? ¿Para dejarlo todo igual que antes?

Absolutista – Queremos que Fernando VII tenga poder absoluto. Por eso somos absolutistas.

Liberal – Nosotros, los liberales, creemos que su gobierno debe estar controlado por las Cortes.

Absolutista –  Pues tenemos un problema. (Suena el teléfono. El abolutista responde) ¿Cómo? ¿Las colonias americanas? ¿Que estáis despistados porque no sabéis si obedecer a los franceses o a nosotros y vais a comenzar vuestra independencia? ¿Y a mí qué? ¡Con el lío que tenemos aquí! (Cuelga) ¿Por dónde íbamos?

Liberal – Un rey controlado por las Cortes.

Absolutista – ¿Nos lo jugamos a los chinos? (Juegan y pierden los absolutistas) Vaya por Dios.

Liberal – Pues hala, fuera de aquí, que tenemos que hacer una Constitución liberal.

Absolutista – Bueno, menos mal que el pueblo no os va a hacer caso.

Liberal – ¿Cómo que no? Si nosotros somos la prosperidad. El futuro.

Absolutista – Es muy fácil convencer a los españoles de que el progreso es malo. ¿No ves que son medio tontos? Sólo hay que asustarles un poco y decirles que el mundo se va a acabar. (Sale)

Liberal –  Hoy, 19 de marzo de 1812, queda proclamada la Constitución de Cádiz, popularmente conocida como “La Pepa”, según la cual la nación es la reunión de todos los españoles de ambos hemisferios. Creemos asimismo en la libertad individual, la igualdad ante la ley y la división de poderes: la ley será aplicada por los tribunales y no por el Rey. Éste, además, estará controlado por las Cortes, cuyos miembros serán elegidos por sufragio universal. Masculino, eso sí, que las mujeres aún no votan en ningún país del mundo. ¡Viva la Pepa! (Música festiva. El liberal baila. La música se interrumpe con la entrada de Fernando VII, acompañado por el pueblo)

Fernando VII – Hola a todos. He vuelto.

Pueblo – ¡Viva nuestro rey! ¡Viva Fernando VII! ¡Mueran los franceses!

Liberal – Majestad, qué alegría verle. Es usted el rey deseado por todos los españoles.

Fernando VII – Que sí, que sí, que vale. ¿Qué es eso?

Liberal – La Constitución. Un ejemplo maravilloso de libertad para comenzar juntos un periodo…

Fernando VII – (Rompiéndo la Constitución) ¿Pero tú qué te has creído? Aquí el Rey soy yo. ¿Te enteras?

Pueblo – ¡Viva Fernando VII! ¡Viva!

Liberal – Pero… Majestad… La libertad…

Fernando VII – Ni libertad ni gaitas en vinagre. A ver, ¿qué han hecho los franceses? ¿Eliminar la Inquisición? Pues yo la vuelvo a poner. Porque el Rey soy yo. Y punto. ¿Qué es eso de la libertad?

Liberal – (Sacando una pistola mientras suena el himno de Riego) ¡No lo permitiré! ¡O acatas la Constitución o la liamos! ¡El movimiento liberal triunfará en toda Europa!

Fernando VII – Tú eres tonto. ¿Tú no sabes que Napoleón ha sido derrotado y hay muchos reyes en Europa que quieren volver al absolutismo? (Llamando por el móvil) Hola, ¿es la Santa Alianza? Oye, que tengo problemas aquí con unos liberales. Venga, gracias. (Cuelga) Hala, ya está. Me envían un ejército para venceros. Los cien mil hijos de San Luis. Ya podéis rendiros.

Pueblo – ¡Viva Fernando VII! ¡Muera la libertad! ¡Vivan las caenas!

Fernando VII – Gracias, gracias.

Liberal – (Saliendo) Este pueblo es imbécil.

Fernando VII – Ahora es cuando os vais a enterar de quién soy yo. (Suena el móvil) ¿Qué pasa ahora? ¿Qué se han independizado Argentina, Colombia, Venezuela, Chile, México y Perú? ¿Y a mí qué me importa? Estoy castigando a un país entero. (Cuelga) Lo que os decía: os esperan diez años finos. Pero finos, finos. Y si algún liberal de esos intenta rebelarse…

Fernando VII – De momento, toda influencia francesa será prohibida. Los españoles afrancesados, fuera del país o los matamos. No nos interesan las ideas extranjeras.

Pueblo – Pero entonces, los adelantos culturales y científicos…

Fernando VII – A la porra los adelantos. Ah, y quedan cerradas las Universidades.

Pueblo – ¿Las universidades? ¿Por qué?

Fernando VII – Porque un pueblo idiota es la mayor seguridad de un tirano.

 

(Fragmento de “Historia de España en 70 minutos“)

Anuncios

2 pensamientos en “Viva la Pepa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s