La belleza

Las fotos de la agencia de viajes,
como era de esperar,
no hacen justicia al sitio ni a su encanto.
Desde este mirador donde te encuentras,
el paisaje, la luz, los monumentos
son algo más que imágenes: son vida,
legado de otras gentes que dejaron
su belleza en su paso por la tierra.

La belleza,
un concepto sutil, fugaz, voluble
que tiene, sin embargo, un mismo componente
en Londres, en Marruecos, en Jamaica
o en cualquier otro sitio pisado por el hombre:
la belleza es el cauce que nos lleva
a ser mejores en el día a día.
Cuando frente a nosotros se yergue la belleza
algo en nuestro interior quiere ser bello
para que nos avale o nos resuma
cuando no quede nada de nosotros.
Amar es el deseo de ser uno
con lo que nos parece más hermoso.

Luego, mientras sonríes a la cámara,
asumes lo minúsculos que somos
y que es ridículo pensar que estamos
en posesión de la verdad completa.
Tanto por visitar, tantos destinos
que no conocerás,
son la vida entendida de otra forma.

Poco después te marchas consultando
la guía de viajes. A tu espalda
queda el lugar donde has sido feliz
por un momento. Puede que no vuelvas,
pero, a partir de ahora, en muchos de tus gestos
(una sonrisa a tiempo, un buenas tardes,
un cómo estás, un cuánto lo agradezco),
ese lugar, que ya es parte de ti,
se muestra al mundo en toda su grandeza.

(Nota: Este poema está incluido en mi libro «La niña y el mar«)

Presentación en Bertrand (Alcalá de Henares)

El jueves 14 de octubre, a las 20.00 horas, un servidor de ustedes presentará su último poemario, «La niña y el mar» (XIII Premio de Poesía Eladio Cabañero) en la librería Bertrand de Alcalá de Henares (centro comercial Alcalá Magna).

Es decir, que os espero a todos allí.

Premio «Eladio Cabañero» de Tomelloso

Llevo mucho tiempo sin actualizar el blog, es cierto.

Los toreros (algunos) y los cantantes de rock (algunos) saben que, cuando uno vuelve, hay que hacerlo a lo grande.

El jurado de los Certámenes Literarios de la LX Fiesta de las Letras “Ciudad de Tomelloso” ha dado a conocer, esta mañana, su fallo. Manuel García Nonídez, de Madrid, ha ganado con su novela “Perro de Ley” el XIII Premio de Narrativa “Francisco García Pavón”, dotado con 7.500 euros y publicación de la obra y Ernesto Filardi Carrero, nacido en Toronto y afincado en Alcalá de Henares, ha sido el ganador del XIII Premio de Poesía “Eladio Cabañero”, dotado con 4.500 euros y publicación de la obra, con el poemario titulado  “La niña y el mar”.

Además, ha decidido otorgar el Premio de Poesía “José Antonio Torres”, dotado con 2.000 euros y diploma al madrileño Jesús Calonge Núñez por su obra “La Felicidad”; el Premio Local de Poesía “Ángel López Martínez”, dotado con 1.000 euros y diploma, a José Pozo Madrid, por “Bailarines Bilingües” y el Premio Local de Narraciones “Félix Grande”, dotado también con 1.000 euros y diploma, a Pilar Merino Martínez por “El alimento de la vida”

Tanto la concejala de Educación y Cultura, María Teresa Novillo, como los miembros de los jurados de poesía y narración han destacado la gran calidad de los trabajos presentados que va en aumento año tras año.

El poeta Félix Grande, miembro del jurado de los certámenes de poesía, ha mostrado su doble alegría por el hecho de que al premio Eladio Cabañero se hayan presentado “tan buenos libros”. Por un lado, ha dicho, porque “parece sugerir que quienes envían los libros saben que, tanto los seleccionadores como los miembros del jurado, somos buscadores de libros buenos” y por otro lado porque “estoy seguro de que Eladio Cabañero, si viese el aluvión de libros merecedores de ser premiados y ser leídos que envían, se habría sentido muy feliz”.

El poemario “La niña y el mar”, ganador del premio que lleva su nombre, es según ha explicado el escritor Luis Alberto de Cuenca, miembro también del jurado, “un libro escrito en un lenguaje coloquial, muy acorde con un gusto de métrica tradicional, porque se utiliza sobre todo el endecasílabo y a veces el alejandrino, en un estilo muy llano pero no exento de lirismo y con una capacidad emocional muy grande”. La obra, cuyo autor es Enrique (sic) Filardi Carrero, glosa la existencia de una mujer desde que es niña hasta que incluso se convierte en madre,  “descrita tan desde dentro del  hecho femenino” que según ha apuntado, el jurado nunca hubiese imaginado que pudiera tratarse de un autor varón.

Más información, aquí.